Denderah

Denderah

miércoles, 26 de julio de 2017

GRADOS DE LOS RITOS EGIPCIOS

En el momento de su fundación el Rito de Menfis tenía 95 grados. Posteriormente, con su incorporación al Gran Oriente de Francia en el año 1862, pasa a tener 33 grados. A continuación ofrecemos una lista de todos los grados de ambos ritos, el Rito Antiguo y Primitivo de Menfis Mizraim y la versión de 33 grados del Rito practicado por la Gran Orden Egipcia del Gran Oriente de Francia. Ambas series son equivalentes, si bien la versión de 95 grados reproduce íntegramente los grados del REAA y muchos de los grados carecen de rituales e instrucción, siendo una mera propuesta de estudio.

miércoles, 31 de mayo de 2017

POEMA REGIO o MANUSCRITO DE HALLIWELL [1390]


HIC INCIPIUNT CONSTITUCIONES ARTIS GEMETRIE SECUNDUM EUCLYDEM (Aquí empieza la constitución del arte de la geometría según Euclides)

Quienquiera que bien desee leer y buscar,
Podrá hallar escrito en un viejo libro
De grandes señores y damas la historia,
Que, ciertamente, muchos hijos tenían;
Pero no poseían tierras para vivir de ellas,
Ni en la ciudad, ni en los campos o los bosques;
Un consejo les dieron a todos ellos:
Para decidir en bien de estos niños,
Acerca de cómo podrían ganarse la vida
Sin grandes penurias, cuitas ni luchas;
Y también para la multitud que llegará,
Algunos de ellos fueron enviados
A buscar grandes clérigos,
Para que les enseñaran buenos oficios;
Y nos les rogamos, por el amor de nuestro Señor,
Para que nuestros hijos encontraran trabajo,
Y pudieran así ganarse la vida,
De forma honesta y muy segura.
Ya en aquellos tiempos, por la buena geometría,
Este honesto oficio que es la masonería
Fue ordenado y creado de tal manera,
Concebido por todos estos clérigos;
Gracias a sus oraciones ellos inventaron
La geometría.
Y le dieron el nombre de masonería
Al más honrado de todos los oficios.

EL TEMPLO DEL HOMBRE, R.A. SCHWALLER DE LUBICZ

LA ASCENSIÓN AL TEMPLO REAL


 La Sabiduría, que es de todos los tiempos y de todos los lugares, dice al Rey, purificado y bautizado por las aguas dobles del mundo, y después coronado con la corona alta y blanca: 

“He aquí que tú eres mi mismo. Yo te conduciré a través del Universo para que te conviertas en mi Templo, mi “Mismo” en carne.

Todos los reinos de la Naturaleza están en ti. Tú has reconocido en la Función el vínculo entre los hechos, y como los Números y las medidas unen el Cielo y la Tierra. Te he hecho sufrir la prueba de la separación que proyecta fuera de ti lo que está en ti, creando un mundo ilusorio a la imagen de la Verdad, que responde a la tentación de la bondad y del placer del Mal.

Era preciso reconocer el error del orgullo de imaginar una ciencia sustitutoria de la Conciencia que especifica todas las cosas.

Entonces sólo tú has podido reconocer la universalidad del gesto, que se relaciona con los Números, avidez del ser vivo, gesto de ofrenda, vínculo vital de los órganos entre ellos, o llamada del Espíritu por el Pobre rechazado por la Naturaleza. El Universo, en el que yo en ti soy el Rey, es Uno, a pesar de la diversidad de fases del devenir del Incognoscible en el Templo de carne. 

El Verbo activo teje, en el Tiempo y en el Espacio, la rejilla del plan del mundo. Lo que hay de más del uno en el origen es compensado por lo que hay de más del otro en el fin, cuando el Espíritu se encarna. Así el Uno incognoscible se reconoce él mismo a través de su Verbo, que es uno de los Tres, en los que los otros dos tercios se entretejen en sustancia que se contraen en materia. El Verbo divino en la materia es el Ternario que sustenta todo lo que es.

lunes, 29 de mayo de 2017

LOS RITOS EGIPCIOS, por Juan Almirall




Tras la aventura del Conde de Cagliostro a finales del siglo XVIII, los Ritos Egipcios proliferaron como una masonería con vocación independiente de las grandes potencias masónicas, por su marcada voluntad de formar una Escuela de Misterios en el seno de la Masonería, con vínculos con otros movimientos, la Orden Martinista, la Iglesia Gnóstica Universal o la Orden Cabalística de la Rosacruz, principalmente. Por los diferentes Ritos Egipcios desfilaron los más grandes oculistas de los últimos siglos: Papus, Téder, Paul Sedir, HP. Blavatsky, John Yarker, Theodor Reuss, Rudolf Steiner, René Guénon, Aleister Crowley, Jean Bricaud, Spencer Lewis, Jinarajadasa, Robert Ambelain y un largo etc. Lo que hace del Rito Antiguo y Primitivo de Menfis Mizraim, que intenta unificarlos a todos ellos, la más grande herencia de la Mística Occidental moderna.

miércoles, 15 de marzo de 2017

HIRAM ABIFF, MOBILIARIO DEL TEMPLO (1 Reyes 7)

13. El rey Salomón pidió que un hombre llamado HIRAM ABIFF viniera desde Tiro. 14. Era hijo de una viuda de la tribu de Neftalí, y su padre había sido un artesano del bronce en Tiro. HIRAM ABIFF tenía mucha habilidad y talento para hacer todo tipo de trabajo en bronce, y aceptó ir para hacer toda la obra de metal para el rey Salomón.
LAS DOS COLUMNAS: 15. HIRAM ABIFF fundió DOS COLUMNAS DE BRONCE, cada una tenía ocho metros con treinta centímetros de alto y cinco metros y medio de circunferencia. 16. Para la parte superior de las columnas, fundió capiteles de bronce, cada uno tenía dos metros con treinta centímetros de alto. 17. Cada capitel estaba decorado con siete conjuntos de enrejado y cadenas entrelazadas. 18. También rodeó el enrejado con dos filas de granadas, para decorar los capiteles en la parte superior de las columnas. 19. Los capiteles de las columnas que estaban dentro de la antesala tenían forma de lirios, y medían un metro con ochenta centímetros de alto. 20. Los capiteles sobre las dos columnas estaban rodeados con doscientas granadas ubicadas en dos filas al lado de la superficie redondeada, junto al enrejado. 21. HIRAM ABIFF erigió las columnas ante el Ulam del Hekal; erigió la columna de la derecha y la llamó JAKIN; erigió la columna de la izquierda y la llamó BOAZ. 22. Los capiteles de las columnas tenían forma de lirios. Así quedó terminado el trabajo de las columnas.

SALOMÓN EDIFICA EL TEMPLO (1 Reyes 6)

1. En el año cuatrocientos ochenta después que los hijos de Israel salieron de Egipto, el cuarto año del principio del reino de Salomón sobre Israel, en el mes de Zif, que es el mes segundo, comenzó él a edificar la Casa de YHVH. 
MEDIDAS DEL TEMPLO: 2. La Casa que el rey Salomón edificó a YHVH tenía sesenta codos de largo y veinte de ancho, y treinta codos de alto. 3. Y el pórtico delante del Templo de la Casa tenía veinte codos de largo a lo ancho de la Casa, y el ancho delante de la Casa era de diez codos. 4. E hizo a la Casa ventanas anchas por dentro y estrechas por fuera. 5. Edificó también junto al muro de la Casa aposentos alrededor, contra las paredes de la Casa alrededor del Santuario (Hekal) y del lugar Santísimo (Debir); e hizo cámaras laterales alrededor.  
LOS PISOS DEL TEMPLO: 6. El aposento de abajo era de cinco codos de ancho, el de en medio de seis codos de ancho, y el tercero de siete codos de ancho; porque por fuera había hecho disminuciones a la casa alrededor, para no empotrar las vigas en las paredes de la Casa. 7. Y cuando se edificó la Casa, la fabricaron de piedras que traían ya acabadas, de tal manera que cuando la edificaban, ni martillos ni hachas se oyeron en la casa, ni ningún otro instrumento de hierro.